sábado, julio 04, 2009

raquel gonzález / poeta de la seducción / distrito federal / méxico



























DEL LIBRO HÁBITO DE CALOR.

1



Seduce mis oídos
y pervertirás mi cuerpo.




2



Se abre la noche
cuando entras
a despertar mis piernas.





3



De día me sueño con tu cuerpo
de noche me acuesto con tu sombra.

Desde que mi piel nació en tus manos
tuvo demasiada edad.




4

Te guardo para después.

Tu piel al alcance de mi mano;
el peligro busco entre tus muslos
y el hambre de siempre
en la batalla por la muerte pequeña.

Cada vez que te busque
oblígame la vida.




5



No soy quien se amolda a ti.

Es la soledad que construye mi cuerpo en tu espacio.






6



Me pediste el secreto
y examino mi cuerpo
por si se ve la herida
para cubrirla.

No encuentro ningún rincón transitado
ninguna huella de tu saliva.

Tal vez
no te detuviste lo suficiente.




7



¿Cómo puedo tomar mi voluntad
si sigues trazando mi cuerpo?


8

Te has perdido
y no sé dónde buscarte;
es como si por tenerte una sola vez
te hubiera tragado mi cuerpo.







DEL LIBRO SendEros



1

Sé de la caricia
que anhelas y callas.

Ya basta,
desabróchate la piel.




2


Juguemos a ser niños

oye mi plegaria

penétrame cantando.





3


En la piedad de la noche
nuestras aguas sin cauce
buscan

algún cuerpo.



4



En mi ofrenda
hundieron su cruz
tus manos.

Devora
lo que queda de mí.



5



El prodigio de tu aliento

enfurece las bestias

que abren mi piel.



6



Por haber viajado en tu piel
tiene mi cuerpo su merecido.



7


Debajo de tu lengua
el furor de cualquier noche
la humedad

algún miedo.

Estuve a punto de quererte siempre.



8




Boca sedienta

Entre las piernas
fuente que sacia.

Publicar un comentario