domingo, junio 03, 2007

analía laura norak /poeta gasolinera /picún leufú/ neuquén/ patagonia

e-mail: analialn@hotmail.com




















Poemas inéditos

Cayendo por un tubo

Llegó en un inmenso auto blanco.
Él era un bello animal azul,
ojos azules, saco y pantalón azules
y sangre azul,
yo no podía caminar
así que me deslicé hacia él
como cuando una cae por un tubo.

Se bajó y me dijo:
- echale 5 pesos de común, piba -
después dijo algo sobre “trabajo de hombres”
y agregó “hasta a despachar nafta se han metido...”,
y al fin se fue el mugriento,
en su destartalado
y miserable cascajo.



Cogote de damajuana

El tipo vino
y se prendió de la manguera de súper
como si fuera el cogote de una damajuana.
Los ojos le saltaron de las órbitas
y empezaron a rebotar en el piso de la playa,
unos pibes que pasaban
corrieron y aplastaron uno
que rodaba como una bombita de agua,
yo corrí y le arranqué la manguera,
el tipo prendió un carusita
y se lo metió en la boca,
“ POR LOS TRES MILLONES DE DESOCUPADOS” gritó
antes de reventar como un sapo.

Maldito bonzo
esta mañana el trompa me dijo
que me va a descontar los 13 mangos
que se tragó el boludo ése.



Tony

Decime Tony que será de nuestro presente,
yo, todas las noches aquí, entre robots insaciables
y vos por allí, haciendo de las tuyas,
cuando me voy a poner ese vestidito rosa
que nunca me regalaste
y bailar juntos hasta la madrugada,
decime, cuando nos tiraremos juntos en una playa
que no tenga cemento y huela a nafta adulterada,
no te quedes callado,
no me mires con esa cara de “yo no fui”
hablá ahora o callá para siempre...

Él se levantó, me dio la espalda
caminó unos pasos hacia fuera
se sacudió las orejas
y se echó a dormir al lado del surtidor.



Esperando el bondi

La tarde había estado apacible
- tranqui – dice el vikingo (mi único amigo),
miraba la tele y pensaba,
en el inmenso motor
que debe existir para mover el mundo,
¿qué combustible usará?
y un vaho a nafta 95 octanos
me recorrió el cuerpo en un estremecimiento.

Miré el reloj, era la hora.
Busqué el bolso y le metí apurada
pañuelos descartables, peine, tampones
lápiz labial (casi no me queda)
y el detestable buzo azul.

Me detuve, escudriñé dentro de mí
sentí un gusanito caminando en mi vientre,
entonces guardé el cuaderno,
hoy voy a parir un poema – pensé-
y salí a esperar el bondi.



Llamada

- Hola Tony -
- mmmhh -
¿Tony estás durmiendo?
- aahhh -
¿Tony que estás haciendo...? contestame Tony
..........
Tony ya basta, no te aguanto más
se acabó Tony,
toda la noche esperándote como una estúpida
y vos ni apareciste,
toda la noche saciando lobos de metal,
espiando parejas polarizadas
a través de vitrales profanos,
hundida en el baño con imágenes jadeantes
dibujando corazones lujuriosos
en paredes infames,
y vos
embebido en la noche genital.
Se acabó Tony
me escuchás
se acabó
CLICK.



Maldito Lunes

Desde esta soledad iluminada
veo parejas abrazadas
por amor o por frío,
pero ellas nunca lo sabrán.
Cruzan lobos metálicos aullando
por una birra en el casino,
un solitario me mira desde la otra vereda
pero no se anima a cruzar el río
y preguntarme si no me aburro
en esta isla de cemento.
Una sirena enloquecida anuncia
sangre o hambre rebelada,
una víbora de miedo me recorre
el vientre hasta las piernas,
estos robots insaciables
no me protegen a mí,
solo tragan billetes para el patrón dormido.

Pero aparece Tony en la esquina
se hace el gracioso y camina
moviendo la cola
y eso me basta para sentirme bien.



Surtidores

Ellos son masculinos
tienen todas las características
ojos vidriosos
brillantes por las noches
solo hablan de números
me miran con lascivia cuando paso
no saben bailar
y orinan de parados.

No cabe duda
estos estúpidos robots del capitalismo
son demasiado masculinos.



El tigre inmortal se murió

Un hombre es todos los hombres.

No hay tigres inmortales en la esquina
para una mujer en la noche,
hienas y lobos desesperados pululan en la calle,
señoritos de mañana
de saco y corbata
acarreando la prole a la escuela,
transmutan en chacales con ruedas,
miradas vidriosas
y gestos blandos
para el levante del viernes.

Los tigres se han extinguido.

Mujeres
a nosotras
nos quedan las manchas.



15 comentarios:

Francisco jose dijo...

Analía, POETA Analía, mujer, mujercita...GRACIAS!!!!
Creo en tu poesía, en tu decires de pájaros, en tu eterna tristeza, en tu carencia de respuesta, en tu enorme desierto, en tu arroyo, en tu río, en tu sueño.
Hermosa tu poética, impecablemente pura, carece del hollin técnico y su espontaneidad hace de ella una luz en las sombras, en las gargantas asustadas del alma, dan esperanza que aún se puede.
Reitero las gracias por compartirlas.
francisco (sacanueces)

Lord Cheselin dijo...

Aldo que bueno que divulgues la poesia de Analía Laura Norak desde su isla de cemento.

Somos varios ya, los que la consideramos una de las personas de escritura mas joven y fresca del momento.

Alejandro dijo...

Buena elección, Aldo.

Me adhiero a esta atmósfera de textos (más allá de la nafta y de sus dueños).

Tiene algo del estilo Novelli

¿O me equivoco?

Cuánta gente llena de luces anda por ahí. Y no la vemos.

Bueno, a veces sí.

Un abrazo a la poesía y a todos los que la enarbolan como bandera.

Alejandro Flynn

Anónimo dijo...

Desde Italia un saludo y un "complimenti" para Analìa: me encantaron tus poemas, son de los mejores que he leido en este ùltimo perìodo.
Silvia Favaretto (poeta veneciana)

http://lafuentedelas7virgenes.spaces.live.com/

Mama Bambi dijo...

en relación al último poema: con esas manchas hacemos poesía, Analía. felicitaciones.

Escritora y artista visual dijo...

Mis saludos Aldo y gracias por darnos poesía a través de Analía. Dale mi sencilloso saludo y si escribe la joven. Buena palabra...
Hasta pronto
Siempre
Sencillamente
Milagro Haack

Puerto de Agua Fría dijo...

Hola a todos los amigos, a Aldo Novelli y Alejandro Flynn, un abrazo y buena elección lo de Analía

Un abrazo
Cristian

Anónimo dijo...

quisiera compartir contigo un buen sanguche de milanesa, un atardecer, en la cabina idisoluble de un Scania, camino a los grandes valles y con una heladerita repleta de cerveza rubia y helada, para los dos.

Jorge Rosenberg, un admirador de tu mirada y tu palabra.

Luis Antonio dijo...

Esta poeta "gasolinera", me ha hecho inaugurar la semana con una propuesta auténtica y enérgica. Creo mucho en eso y me alegro que esa juventud promisoria nos asegure una ruta digna de seguir por mucho tiempo. Encontré una correspondencia formidable entre la imagen y la palabra. Eres auténtica, niña y por eso vas para lejos.

Lucas dijo...

MIERDA!!! lo que uno encuentra por ahí dando vueltas... muy bien, muy bien...

Anónimo dijo...

basta de nafta !!!si??? Petrolero en desuso

Agus dijo...

Analía...
Me gusta ése mundo
de despojada belleza...
siempre teñido con un golpe de efécto...

Saludos...
Agus.

Natalia Molina dijo...

Salud! Poeta Analía!!!! un gusto y un vértigo increíble entrar en sus palabras!.

Aldo, sigo sorprendiéndome al leer este blog, la puta! qué de poetas que me estaba perdiendo de leer!.

Salud! amor y Poesía!

diana poblet dijo...

Me llega tu poesía desde su espontaneidad, posee un tono íntimo y a la vez urbano, es agradable y fresca,vaporosa de jeans y zapatillas. Tal vez un recuerdo lejano a los pormas más tiernos de Bucowsky, pero en la comparación te veo muy beneficiada, estás acá, viva, cercana, hay un aire patagónico y un viento imparable que no detendrá tu pluma.
Que no se detenga.
Aquí, en esta esquina te dejo un beso y un abrazo a Aldo por atrapar tan bella mariposa.
d.

Anónimo dijo...

Uy! chicas y chicos vengo muy poco por acá, en realidad ando poco en internet y entiendo menos todavía, pero quedé encantada con sus palabras y comentarios tan espontáneos, tan acariciadores...

Un cariño inmenso para todos.
Analía.-

y un beso al viking que me publicó.