viernes, octubre 16, 2009


sandra acosta - poeta de la irreverencia - salta - región del noa - argentina



















UNDERWORLD

Ahí me voy
con tu poema pintado en los vagones
toc-toc/toc-toc/
toconeando los versos en llamaradas
taconeando en mi pecho como un orgasmo.

Me gusta que me pase así:
como morder un kinoto de una.

Que veloz se los devoren las fauces oscuras
que llevan al mismo -y al propio- infierno.

Quede solo un spray, una bruma sicodélica...

Así, con un poema
Así, con el amor.

Como la ráfaga arrolladora
del subte que no se detuvo en esta parada

Que me despeine, me congele
los orificios nasales
y me deje tambaleando
con las puntas de los pies
en el borde del andén.


MARIPOSAS

Hoy no quiso usar ropa interior,
así es que, así nomás, se puso la pollerita tableada
y salió a la calle
Sentada en la plaza abrió SU libro de poemas
Cuando pasé y la miré
cruzó las piernas tímidamente,
para que no sea tan evidente,
la sonrisa complaciente
de su sexo.


ENCARGO

Una hormiga quedó aplastada
-accidentalmente-
entre mi mano derecha
y la saliente del balcón
entre la búsqueda de mi último vuelo
y la redención contundente de la baranda.

Se desacelera mi respiración cuando
en mi palma se hace corpórea la agonía
el vértigo , el abismo...
Hey, Hormiga!
Cuando llegues a ESE lugar donde
mi abuela me espera
dile
que no se impaciente
que ya encontré el rastro,
Dile que voy en camino
por el atajo que señalan los amores ingratos.
Ahí voy
que voy..
que no es fácil mantener el equilibrio
cuando el canto de los pájaros ya no hace contrapeso
Ahora cuando
es la cornisa
la que se
estre
cha
y es el vacío impaciente el que se ensancha.



LA TANGA DE LA BANDA

No he de callar, por más que con el dedo
Ya tocando la boca, o ya la frente
Silencio avises, o amenaces miedo
(Francisco Quevedo)


Hoy ha ganado Boca y la alegría es abundante en las calles argentinas
Yo también estoy contenta,
en la bombonera de mis sábanas daré vueltas olímpicas
Te espero, mi bostero querido
Que no me quejo de tus domingos
boquiabierto, mirada de cristal líquido de puro Futbol de Primera
Espero ansiosa tu pasión futbolera
Que no me quejo de tus sábados de picaditos con los muchachos del barrio
Si aguardo el espectáculo de tus piernas poderosas
Encajadas en esos pantaloncitos de tela liviana

Venite con la voz enmudecida
embebida en la euforia de los estribillos de la 12

Me gustas cuando callas…
Parece que tus ojos se hubieran volado…

Venite pronto y tira por el balcón los papelitos
en los que escribí versos de amor en posición adelantada
Venite , querido, con tus ojos sin metáforas
Ojos de azabache de cristal negro
que te daré uvas moscatel en mi prado
cuando roces con tu hocico mis florecillas rosas, celestes y gualdas

Ay! Que doradas son las noches azules
Que azulados tus vellos dorados!
Mi boca será tu Boca. Los goles de pasión mi revancha.
Cuando me agache a comer el maíz que desparramaste en la cama
me arranques mi tanguita rojiblanca con los dientes,
me tomes de la cadera con fuerza
y, con la poca voz que te quede, me digas:
-“vení, gallinita linda, que ahora te toca a vos”


SOLO HOJAS

Hoy no he podido recordar ni tu nombre
los días se pueblan de hojas
de ojos
de ojos sin labios
de ojos en puro silencio

de hojas doradas y crujientes
de hojas en blanco
de hojas abolladas
como piedras
como rocas
cargadas en la espalda.
Publicar un comentario