sábado, octubre 24, 2009


fernanda escudero - poeta cósmica - san salvador de jujuy - jujuy - argentina




























Poemas inéditos




Pelícanos

Estaba de nuevo soñando despierta buscando nuevas profesiones…
nuevos modos de expresarme…
infinitas formas de decir lo mismo…

Estaba de nuevo esperando que lo cotidiano
me colme de gracias con lo cotidiano,
con lo absurdo,
con lo no dicho.

Y encontré por ahí voces fantasmales…
pescar con pelícanos,
tener la boca llena de peces…
un oficio tan imposible como el del amor.


El libro de las estrellas

Un astro celeste nos pertenece
desde que nacemos,
una estrella por cada uno de nosotros
y en las noches
ya no estamos solos,
nuestro doble celestial
vive a través de su luz
nuestra oscuridad innata
y a su vez,
nosotros,
aspirantes inexpertos
a la belleza cósmica,
simplemente
dejamos rozarnos
por el haz de luz que las estrellas
tienen deparado
para nuestra doble vida.


Lado animal

Me voy quedando sola
con mi lado animal,
el feroz lado que me corre
por las venas oxidadas,
el instintivo lado
que me lleva
una y otra vez
al pecado original,
el inteligente lado
que me permite la supervivencia.

Ser animal no cuesta tanto,
ya casi me acostumbro al jadeo,
a la soledad y al hambre,
mis gritos se oyen más fuertes
en la oscuridad,
en la espesura,
mis ojos ven a distancias impensadas.

Atrapar mi presa…
eso todavía no lo he aprendido.




Ícarus

Con la luz del sol se derriten mis alas,
si Ícaro lo supiera,
no estaría solo en su remordimiento,
al fin y al cabo,
tanto ícaros como quijotes
se ven obligados
a habitar entre fantasmas vivientes.



Es así…

No habían finales felices
ni en las fábulas
ni en las novelas
ni en las canciones de fiesta
no habían finales siquiera
era el país del Nunca Jamás
donde crecen todos los personajes de ficción

allí desayunan mariposas
tragan nubes
sorben estrellas
y sólo escriben poesía.




Voz

huella, marca, indicio…
rastro, vestigio, impresión…
emoción
sobresalto
señal
simples balbuceos ebrios
múltiple saliva estentórea
infinidad de letras ceñidas
una a una
tras las cuerdas
atravesando mares invisibles
sin cables
sin tubos
sólo hálitos desenfrenados
vuelos inauditos

silencios y cadencias diferentes
modos de decir diferentes

un niño y una niña hablan en la oscuridad
mientras juegan a las escondidas.


Catástrofes sobre-naturales

Parecen locos pero son religiosos
Parecen violentos pero son patriotas
Parecen enfermos pero tienen hambre
Parecen asesinos pero son líderes

La naturaleza a veces nos juega en contra
y lo catastrófico supera la realidad.


Youngers

Éramos tan jóvenes…
Solíamos jugar con fuego
Ahora de grandes, el fuego es peligroso




No boundaries

Hay un momento
en la vida de todo hombre
en el que todo cobra un peso específico…
en el que lo simple se trastoca en desazones,
en el que un helado sólo debe comerse en verano,
en el que la idiotez de los otros son caricias a su alma,
en el que un día de perros es cuando se corta el cable del canal,
en el que un vaso de vino hace bien al corazón,
en el que su ropa está separada según las estaciones,
en el que las pastillas para dormir se hacen indispensables,
en el que no se sale si no hay un plan,
en el que las polillas son una gran preocupación,
en el que los buenos modales se confunden con hipocresía,
pero también hay otros momentos…
en los que comemos con la boca abierta,
en los que reímos a carcajadas,
en los que abrazamos sin que se nos pida,
en los que juzgar no existe en nuestro léxico,
en los que un cigarrillo es más que suficiente,
en los que esa sonrisa nos hace estremecer,
en los que podría estar diluviando y nosotros felices mojados,
hay momentos en la vida de todo hombre…simplemente momentos.


Publicar un comentario