martes, noviembre 03, 2009


andrés nieva - poeta de lo cotidiano - villa dolores - córdoba - argentina
























SELECCIÓN POÉTICA

Suerte

La suerte está echada
detrás de ese árbol,
justo para pegarle
una patada
y revolearla
por el aire.
Para que se desparrame
y cuando caiga
venga mejor.



Caramelos de goma

Conocí una chica
que me dijo:
"Para mí son un vicio,
los caramelos de goma
y la Sprite".

Me puse a reír y le dije:
"Convidame uno".
Me respondió: "jamás".

Le insistí cosa que no hago
a menudo.

Dijo: "Mmm no sé, soy mezquina.
Está bien.
Te doy una de las rojas
que no me gustan mucho"
y haciendo caras
echo una carcajada
y se fue.



Einichliebe

La esperó sentado
mirando de frente
a los colectivos que llegaban.

Le llamó la atención
que a su lado
había unos pequeños televisores
que mediante un peso
empezaban a funcionar.

Había cinco personas
mirando las pantallas
y los programas
que cada uno miraban
eran diferentes.

Uno veía las noticias
otro, un partido de bowling
el de la izquierda, un canal de ciencia
el que estaba a su lado, la señal española
y por último tres nenes veían
un canal de dibujitos animados.

Cuando ella bajó del colectivo
corrió a su encuentro
y le dió un ardiente beso.
Estuvieron un par de horas caminando
conversando tomados de la mano.

Ella era una rubia de ojos verdes
decendiente de alemanes.
Sacó de su bolsillo un chocolate
se lo metió en la boca
y le dijo a él que le sacara la mitad.

Hicieron eso un par de veces.
A ella le encantan los chocolates.
Después fueron a un hotel alojamiento.
Hicieron varias veces el amor.
Él pagó el hotel y la acompañó
a tomar el colectivo de las 6 de la mañana.
Se dieron varios besos
y ella desde el colectivo
lo saludaba emocionada con sus manos.
Esperó que se fuera el colectivo
y cuando ya se había marchado
dejando la huella de los neumáticos en el asfalto
recordó la frase que ella
le dijo toda la noche.

Einichliebe.



Cables de la luz

Me siento en una butaca
del colectivo,
corro la cortina y miro
por la ventanilla.

Es de noche,
sólo veo focos encendidos
y escucho el motor del coche.

Pienso que algunos
duermen sobre sus camas.
Otros quizás miran televisión
mientras comen algo
y fuman un cigarrillo.

Cierran sus ojos
y se angustian
de no llegar
a fin de mes.

En un momento
este pequeño pueblo
quedará atrás.

Mis ojos se irán
detrás de la luna
hasta desmayarse
junto a los pájaros
que duermen
haciendo equilibrio
sobre los cables
de la luz.



Horas

Las horas
están secas
como los insectos
de pequeños
coleccionistas.

Los espejismos
desaparecen
a medida
que nos acercamos.

La muerte
es triste y solitaria.

Vivir es morir
un poco cada día.

Recordar es mirarse
en el espejo,
peinarse y seguir.

El silencio es largo
como la espera.

Y las paredes
son caras difusas
que murieron
tapadas por el polvo.



Escalones

Flores secas
igual que migas de pan
mueren sobre bancos
de cemento
en los parques.

Los escalones
de la catedral
están ocupados
por rostros bronceados
por el sol.

Los monumentos
de las plazas
inmóviles y opacas
miran lo que nosotros
no podemos ver.

Froto mis manos,
me levanto,
y me pierdo entre la gente.



Pavese

En una pequeña biografía de Cesare Pavese
leí que cuando vio a la que él creía era su mujer
del brazo de otro se desmayó.

Parece que hay personas que sienten el amor hasta los huesos.
Es algo difícil de explicar,
Si lo intentara seguro fallaría.
Puedo decir que aman hasta las cenizas.
¿Y después qué?

Pavese,
lo escribiste en tu diario
"Es el oficio de vivir".


Antojo

A las nubes se les antoja el cielo.
En las noticias mencionan un deseo de lluvia.
El viento arrastra lentitud.



Cordones de vereda

Los pueblos en verano
son desiertos totales
de una tonalidad beige
que incendia los campos.
Las iguanas no se hacen notar.
Los pibes aburridos
con los ojos cerrados
encuentran algo de alegría
pedaleando en sus bicicletas
y estrellándose contra los cordones de veredas.



Mora

Es la hora 23:53
Los perros de los vecinos ladran.
A lo lejos escucho una balacera.
La ruta está cerca,
a tres cuadras,
se escuchan pasar los autos,
también la sirena de una ambulancia.
Y la perra en el patio
tiene su propia paranoia
observa en silencio
las arañas
debajo del asador.



Verano

Alguien fuma tabaco
La calle sonríe a medianoche
sobre carriles vacíos
y quietos de tanto silencio.
El cielo no es otra cosa
que aire condensado.
El verano es playa, mar, río, noche
demasiada gente, anteojos de sol,
bronceadores y trajes de baño.



El tiempo es un perro...

El tiempo es un perro solitario
que come las migajas que dejamos.
El tiempo es un perro que ladra
y siempre muerde.
El tiempo es un perro echado
en el medio de tu calle.
El tiempo es un perro
que huele mal
y golpea a tu puerta.



Toay City

Conocí el desierto.
Había tomado como nombre Toay City.
Igual que en películas del oeste.
Los arbustos rodaban por sus calles.
El viento sonda llenaba de mica los rostros de la gente.
Sólo vivían ancianos y borrachos.
Beber, la única diversión de sus habitantes.
La música en el pueblo,
el golpear
de las botellas vacías de cerveza.



Soy un caminante terrestre

Soy un caminante terrestre
que pasea por la luna.
Alguien que no le gusta afeitarse
y deja crecer su barba hasta que molesta.
Un oyente incansable de historias falsas.
Junto miles de noches silenciosas
guardadas en vasos
que descansan al revés
sobre repasadores de tela.
Con el paso de las sombras
voy dejando
pequeñas almitas asesinas
que me persiguen a la siesta.
A veces mi escape
consiste en
dar vueltas sin fin
por el costado
inferior
de mi noche.



La belleza puede estar en la caída

Date por satisfecho
la caída es una forma de renacer.
Elegí la puteada más dulce o viceversa
y mandala a los cielos.
Cortate las uñas de las manos y de los pies.
Pegate un baño de agua fría.
Caminá descalzo por la casa.
Escuchá canciones de Billie Holiday.
No laves los platos sucios esta noche.
Olvidá el ruido del ventilador.
Rompé el silencio de la sobremesa.
Dormí la siesta.
Paseá a la tardecita por el barrio.
Tomá un helado.
La belleza
puede estar en la caída.



Maestro Po

Recuerdo cientos de calles perdidas:

Minibares de estaciones de servicio
asaltadas cada fin de año.
El olor a cafe, nafta y marihuana
que fuman los pibes en todas las esquinas.
Las aguas servidas en los barrios
pegados a la circunvalación
y el frío del asfalto
con la capa de escarcha a la mañana.
Los aros de basquet hechos con llantas
de bicicletas en los barrios olvidados.

Y el pibe ciego que era igual al maestro Po
que saludaba a todo el mundo
y paseaba en bicicleta en Mosconi.



Mrs Susan Boyle is Punk.

Recien termino de ver
el video más visto en youtube.
Susan Boyle
alguien increible
que emociona con su voz.
Todos antes de verla actuar
se burlaban descaradamente.
Ante la pregunta a quien le gustaria parecerse.
Responde:
Deseo ser como Elaine Page o algo parecido.
La canción elegida
I Dreamed Dream de Los Miserables.
Apenas sale su voz de su boca
todos caen rendidos.
Cantando conmueve hasta a una roca.
Mrs Susan Boyle
les metió su vanidad en el orto.
Mrs Susan Boyle is Punk.



La Paloma

Sentado en el patio cervecero
bebo un chop
y asisto al suicidio de una paloma.
La escena que sigue:
Cae muerta
víctima de los maníes
que había en el platito.



Cenizas

Afuera esta la calle
pisada por los autos
que a veces
detienen la marcha
y vuelven a acelerar.

La casa está en silencio,
que se pierde
cuando las paltas
caen al suelo.

El hogar encendido
invita a beber
una copa de vino
y sentarse en el pasillo.
Sin pensar, mirarse en el fuego
incendiarse y transformarse
en cenizas.


Andrés Nieva (Villa Dolores, Córdoba, Argentina 1973) Ha publicado los libros: Boca del río (2004), Una colcha es muy poco para tapar este invierno (2005), Say yes (2007), La suerte del perdedor afortunado (2007) y El tiempo es un perro que huele mal y golpea tu puerta (2009) Dirige la editorial cartonera: Textos de cartón. www.textosdecarton.blogspot.com. Los poemas anteriores datan del periodo 2006 - 2009.
Publicar un comentario