martes, octubre 14, 2008

natalia molina/poeta recolectora de flores en las sierras/sierra de la ventana/buenos aires/argentina















ojo al piojo

estallan telepods en los lagos de marte
natalias subvirtiéndose
ojo al piojo
estas mujeres chumban
pero no muerden
ladran como perras al sol
y te muestran los dientes
desconfiadas
confían en su instinto
que a veces anda por saturno
cuando ellas pisan tierra
estas teletransportadoras
yerran feo
por ej.
dicen amor
y salta el desamor en la maquinola
tercas
repiten
amor amor amor!
cuando el pronóstico es todo lo contrario
pero no aprenden más
se les salta la cadena
cada 2 metros
e igual siguen
pedaleando hacia la luna
con escalas
obviamente
peleadoras natalias
que se tiran de las mechas
-nooo, vamos para el norte
-nooo, al sur
-y si mejor vamos al oeste?
-a ver chicas, si llegamos a un acuerdo?
-vayan todas a la cucha!
-dejensé de aullar en plenilunio!
-paren ya de escribir boludeces!.


Camino de ida


I


la histeria es un camino de ida
que no hace historia
sólo apedrea las ganas
en laberintos gesto-verbales
tonti
va con amor
bichi
aunque sabés que nunca
jamás te diría papi
me dan impresión las parejas
que se nombran papi ó mami
y he llegado a abofetear a algún sátrapa
que me ha dicho mamita
para no volver a dirigirle la mirada nunca más


II

no olvidono perdono
no hago escenitas
ni me muero de amor
más que los domingos enteros
y pedazos de los 6 días restantes
de la semana
en los que sólo quisiera
enredarme entre tus brazos y piernas
sentirte debajo de mi piel
escucharte el corazón


III

pero la histeria es un camino de ida
bichi
no nacimos para escribir
diminutivos que
nunca nos atreveremos a decir


IV

anoche soñé que te quería contar esto
pero no salían las palabras
dolía la garganta
tenía tos
de repente
comencé a escupir
trozos de vidrios
luego a vomitarlos
eran azules
contrastaban con mi sangre
ni vos ni yo hablábamos
sólo mirábamos
los fragmentos que brillaban
en el piso
como parabrisas de auto
después de un choque frontal


V

y no dejo de quererte
aunque sostenga que la histeria
no hace historia
aunque sea tarde
y desvaríe en contradicciones
vuelvo a inventarme para vos
vuelvo a cometer ese error


VI

no me voy del todo
no te vas del todo
distancias prudentes
que lastiman
así vamos,
bichi
asustados
poniéndonos murallas
buscando en otras bocas
el sabor de nuestros nombres


VII

y pensar que te quería escribir
palabras de amor, bichi
pero ando desencantada
y ya no creo en nada
un enano de jardín escéptico
impacta su bota entre mis costillas
y me siento más sola que la miércole
pero no es la soledad, bichi
la que me da ganas de vos


VIII

la historia la histeria
la histeria de la historia
la historia de la histeria
bichi
es el mismo camino de ida
en el que nos chocamos
a tientas
buscando
un fósforo
una pelusa
una miga de pan
que nos marque los pasos
para encontrarnos realmente
sin impactos
bichito de luz(no cualquier bichi)


(Apurada)


Paso de largo
frente a tu silencio
me hago la apurada
para que no me duelas.


Muñeca brava

gesto inveterado
de repliegue
al sur
donde las primeras palabras
son las últimas
elípticamente
una rosa vuelve a ser pimpollo
pero margot no vuelve a ser margarita
y la muñeca brava
continúa secándose las lágrimas
frente a la vidriera de la juguetería



repodrida

una grieta en la mirada
deja entrever luces
vientos desconocidos
irrumpen en la sed
dejándome sin boca
tal vez sea mejor así:

que se pudran mis palabras
y nazcan otras
que se pudran mis gestos
mis pensamientos
también
que se pudran
me tienen repodrida
seremos compostaje
de otra yo
en el abismo ensordecido
por flores amarillas
pétalo terso
perfume
hacia el sol
en los días
y raíz a la luna
por las noches
Publicar un comentario